Notas

10 Tips para ser una perfecta dama de honor

Por Shanti Vázquez

Después de años de amistad y complicidad, tu mejor amiga está a un paso del altar y te ha pedido que seas su dama de honor. Es una experiencia que implica responsabilidad, tolerancia, tiempo y mucho amor. Es por ello que aquí les dejo 10 tips para ser una gran dama de honor:

  1. Ayúdala con la elección de las invitaciones y en su caso (de no contratar algún especialista), con la confirmación telefónica de los asistentes a la boda.
  2. Asistan juntas a las pruebas de vestido. Además de ser una experiencia divertida, te servirá para tener una idea clara de que tipo de modelo usará y poder asistirla a ponérselo en el gran día.
  3. El día de la boda, lleva unas botellitas miniatura de vodka, vino espumoso o su bebida favorita. Será de gran ayuda para relajar a la novia mientras se esté arreglando y no llegue al altar hecha un manojo de nervios.
  4. Apoya con los pequeños detalles como la confirmación de la entrega de las flores, el playlist para el dj con las canciones que los novios desean oír en la fiesta, o yendo a recoger los vestidos de las damas. Estos son aspectos que suenan mínimos, pero generalmente quedan pendientes hasta los últimos días del evento y pueden poner totalmente de nervios a la novia si se salen de control.
  5. Organizar además de la despedida de soltera, una pequeña cena o brunch antes de la boda con familia y amigos cercanos, suena como una estupenda idea, siempre y cuando ella esté de acuerdo. Aquí entras tú en acción luciéndote con tu buen gusto.
  6. Encárgate de su bolso el día de la boda y de que tenga todo lo necesario para cualquier emergencia: Celular, maquillaje para un retoque, un par de aspirinas y hasta un poco de dinero no están de más.
  7. Sé paciente. Con la planeación de la boda, vendrán momentos de tensión sumamente duros, y la novia, además de una dama de honor, necesitará de su mejor amiga para desahogarse de todo el estrés y ser escuchada. Y qué mejor que tú. Por todos esos tiempos en la universidad cuando ella te escuchaba lloriquear horas y horas por algún chico.
  8. Se la intermediaria entre el novio y la novia si ellos han decidido no verse antes de la ceremonia. Seguro puede salir algún detalle de última hora que ella quisiera comunicarle a él, y serás de gran ayuda.
  9. No sientas que quedas en segundo plano. Los meses previos a la boda, tu mejor amiga desaparecerá y dará paso al rol de “la futura Sra. de”, por lo que es probable que la mayoría de las conversaciones giren en torno al gran día. Se comprensiva y no te sientas desplazada; de modo amable puedes hacerle saber que en tu vida también están sucediendo cosas. La comunicación es básica entre ustedes y no sería nada cool que la amistad se deteriore por haberte elegido como la dama de honor.
  10. Por último, disfruta esta gran experiencia. La boda de tu mejor amiga es una ocasión que jamás se repetirá en la vida, consiéntela, apapachala y documenta de ser posible todos esos grandes momentos. Su cara de felicidad el gran día no tiene precio y ten por seguro que ella también haría esa gran labor por ti.